Secuestro bebé Bilbao

La secuestradora del bebé de Bilbao sufre un brote psicótico tras solicitar su ingreso voluntario en un psiquiátrico

La mujer, que reconoció ante la jueza haber sustraído al recién nacido, había solicitado el ingreso voluntario en un centro psiquiátrico.

Publicidad

Mireia, la mujer de 24 años que secuestro a un bebé recién nacido del hospital de Basurto (Bilbao) ha sufrido un brote psicótico. Este mismo martes la secuestradora acudía junto a su madre a un centro de salud para informarse de cómo tenía que llevar a cabo los trámites para ingresar de forma voluntaria en un centro psiquiátrico. La jueza la había dejado en prisión provisional mientras que los padres del niño secuestrado habían solicitado una orden de alejamiento temiendo que pudiera acercarse a ellos.

Esta misma mañana la mujer, que devolvió al bebé que secuestró dejándolo en el felpudo de una vecina que llamó a la Ertzaintza, sufría un empeoramiento de su estado de salud mental. La gravedad del brote psicótico de la secuestradora ha requerido su ingreso de urgencia en un centro hospitalario.

La mujer estaba muy afectada por los hechos después de darse cuenta de que había secuestrado a un bebé

El abogado de la secuestradora del bebé señalaba en Espejo Público que su clienta estaba muy arrepentida por los hechos. Mantenía el letrado que la mujer estaba sufriendo mucho por lo que había hecho y que cuando se dio cuenta de la atrocidad que había cometido decidió inmediatamente devolver al niño. Señalaba el abogado que el estado de salud mental de su clienta iba a ser un eximente real en el proceso.

Según el relato del abogado Mireia había sufrido un aborto que ocultó a su familia. La mujer decidió mantener la farsa de que seguía embarazada y contó a su entorno que el día 21 de octubre daría a luz a su hijo.

Antena 3» Programas» Espejo Público» Noticias

Publicidad