Cree que el reciente movimiento del presidente de Unión del Pueblo Navarro Javier Esparza, que se comprometió a abstenerse en la investidura de Sánchez si no se opone a un Gobierno de UPN, PP y Ciudadanos en Navarra, cambia el juego de fichas. Considera que Sánchez antepondrá el beneficio de su investidura y el cordón sanitario en este extremo.

Apunta además que los pactos parlamentarios se pueden resentir del recorte de 15.000 millones de euros que ha hecho Europa a las arcas españolas. "Esto pone condiciones a sus aliados, Podemos no aceptará una reducción del gasto público tan drástica y Ciudadanos no va a transigir con una subida de impuestos", destacaba.