Para Amón más que un heredero del franquismo, el representante de Vox en Andalucía, se asemejaba a "un cura preconciliar" en su discurso.

"Veremos si Ciudadanos es capaz de coexistir con la testosterona de Abascal, cuya presencia en Sevilla acaparó más interés mediático que la presidenta saliente y el entrante", señalaba.