Recientemente la de Vox aseguraba que en los colegios de Madrid invitaban a los niños de 8 años a probar ser niño o ser niña y les hablaban de zoofilia y parafilias. Insiste en que en Madrid se han aprobado leyes ideológicas que permiten que entren asociaciones que no son profesores a impartir talleres sin que los padres sepan qué se les van a contar a sus hijos. Asegura que se les habla de identidad de género con edades muy tempranas y no cree que los niños tengan "que estar a eso".

Aboga por enseñar a los niños valores cívicos universales e informar a los padres de estos talleres. Monasterio señala que en esos cursos se repartían folletos donde figuraban todos los tipos de prácticas sexuales y se hablaba de parafilias y zoofilias.

"El PP no puede imponer en todos los colegios una misma doctrina o una determinada ideología. Los padres tienen que tener libertad para elegir colegio sin que se ofrezca en todos el mismo menú", reivindica.

Recientemente Monasterio aseguraba que en la jornada de constitución del Congreso la esposa del ministro José Luis Ábalos estaba en la tribuna y se refirió al simpatizante guineano de Vox como "negro". "Eso me dolió, no porque fuera de Vox, sino porque fuera por la raza de un político", destacaba.

"Quiero denunciar a aquellos que se atreven a decir que otros son xenófobos y luego ellos hacen este tipo de comentarios cuando está relajados con sus amigos", manifiesta. Por su parte, la mujer del socialista José Luis Ábalos niega haberse burlado en ningún momento del simpatizante de Santiago Abascal.