Los mineros que rescatarán a Julen del pozo de Totalán ya han comenzado el último tramo de los trabajos. La emoción en el entorno del operativo es creciente porque saben que el final está cerca.

Juan José Cortés ha querido estar junto a los padres del pequeño en este momento decisivo. Ante los medios de comunicación ha asegurado que los progenitores se esfuerzan por mantener la fe.

Ha convocado una vigilia en la falda de la montaña donde se encuentra atrapado el menor porque "está será la última noche de Julen en el pozo"."Todas las personas que quieran que vengan a orar para dar fuerza a los mineros, a Julen y sus padres", destacaba.