El ayuntamiento de Estepona ha encontrado una curiosa 'solución' para 'atajar'el trayecto entre dos calles y evitar rodeos. Es el tobogán urbano más largo de España con 38 metros de longitud. Tiene una pendiente de 32 grados que ha hecho que más de uno baje a toda velocidad y haya acabado con alguna lesión.

El reportero de Antena 3 Jonatan Oliva ha probado en primera persona el tobogán. En el vídeo puede verse la elevada velocidad que toma la persona que se lanza a través de esta curiosa atracción. Muchas de las personas que hicieron uso de él han acabado con moratones, raspaduras y quemaduras. Se trata de un terreno que presenta una gran pendiente rodeado de piedras.