Todos podemos cambiar pequeñas cosas, que para el planeta serían de gran ayuda, por ejemplo en nuestras casas, puesto que la mayoría son contaminantes y con pequeñas reformas podríamos conseguir una vivienda con cero emisiones de CO2.

Cada vez son más las personas que construyen sus casas siguiendo un modelo de arquitectura sostenible, aunque todavía muchas personas habitan en casas que no fueron construidas de esta manera. La solución sería reformar la vivienda y así conseguir reducir las emisiones de CO2.

La reforma consistiría en: Aislar la vivienda (10.000 euros), cambiar el sistema de ventilación (4.000 euros) y cambiar la campana de la cocina a un filtro de carbón activo (500 euros). Estos cambios harían que las emisiones de dióxido de carbono se redujera en un 95% en un piso de unos 100 metros cuadrados.

Para conseguir producir nuestras propias energías harían falta entre seis y ocho placas solares (4.000 euros), de esta manera la factura de la luz nos costaría un 45% menos. Todo esto se puede hacer en cualquier vivienda y el total serían unos 18.500 euros que podrías recuperar en unos seis años.

Somos la segunda potencia europea y la quinta mundial en generar energía eólica y actualmente solo hay un parque que se encuentra en Toledo donde se genera la electricidad suficiente para abastecer 15.000 hogares. Con esto ahorramos a la atmósfera 26 toneladas de CO2 , que fue lo que se evitó el año pasado solo con la energía eólica. Juan Antonio, un experto en esto: "para el año que viene tenemos pensado poner en marcha una central en la provincia de Badajoz de 500 megavatios que abastecerá a 250.000 hogares".

Puedes volver a ver toda la información sobre esta noticia en Atresplayer.