Alquiler

Un joven pone en alquiler el piso de su abuela por 400 euros y las inmobiliarias le atosigan para que suba el precio

El piso de la abuela de Álvaro, ubicado en Málaga, tiene un precio que ronda los 400 euros, y más de una decena inmobiliarias le instaron a que duplicara su precio.

Publicidad

Alquilar cada vez resulta más complicado. Los altos precios y las duras condiciones hacen que encontrar un buen piso resulte una auténtica odisea. Un problema del que Álvaro Carrillo, un joven malagueño, es muy consciente. Por eso a la hora de poner en alquiler el inmueble de su abuela lo tuvo claro: “Es un piso pequeño de un dormitorio y lo pusimos a 400 euros”.

Pero nada más subirlo al portal del alquiler, Álvaro asegura que se pusieron en contacto con él muchas inmobiliarias para que duplicara su precio: “Me escribieron las inmobiliarias diciéndome que lo subiese a 700 u 800 euros y pusiera mucho más requisitos”. Indignado, este joven malagueño decidió denunciarlo en las redes sociales.

“Me escribieron las inmobiliarias diciéndome que lo subiese a 700 u 800 euros y pusiera mucho más requisitos”

Y lejos de hacer caso a las inmobiliarias, la familia de Álvaro decidió mantener el precio del alquiler de su vivienda: “A todas las inmobiliarias les hemos dicho que no. No lo hemos subido. Preferimos que una persona viva bien a que una persona viva angustiada por el precio del alquiler y tenga que irse a otro sitio porque esté buscando algo mejor”.

"Preferimos que una persona viva bien a que una persona viva angustiada por el precio del alquiler".

Con ese precio era de esperar que el piso de la abuela de Álvaro haya durado poco en el mercado. “Lo puse una tarde y a la tarde siguiente estaba el contrato firmado”. Álvaro asegura que la inquilina está muy feliz con su alquiler: “Ha encontrado piso en la zona que le venía por un precio que puede pagar y no está con el agua al cuello”.

Antena 3 » Programas » Espejo Público » Noticias

Publicidad