Publicidad

GIRO EN EL CASO

Policía Nacional volverá a buscar al 'niño pintor' después de nuevos testimonios

Nuevas esperanzas para la familia del niño pintor de Málaga. Han pasado 33 años pero la familia no pierde la esperanza. Se va a reimpulsar la búsqueda de David Guerrero, tras nuevos testimonios obtenidos en una investigación paralela.

No ha habido día en estos casi 33 años en los que Antonia, la madre de David Guerrero, el niño pintor de Málaga, se pregunte qué pasó con su hijo un 6 de abril de 1987.

Ahora todas sus preguntas podrían estar más cerca de ser resueltas. La Policía Nacional ha reabierto el caso del niño pintor y está reconstruyendo de nuevo la investigación. Paso a paso. Desde que David, la tarde de ese 6 de abril , saliera de su casa de una barriada malagueña para acercarse a la galería de arte donde exponía uno de sus cuadros, para luego dirigirse a clases de pintura.

Nuevos testimonios señalan a la peña donde David recibía clases como la clave de la desaparición

No llevaba ni dinero de documentación. Se despidió de su madre y se encaminó solo hacia una parada de autobús a escasos metros de su casa. Aquí se le perdió la pista. Pero ahora nuevos testimonios, conseguidos gracias a la investigación paralela que ha estado realizando su propio hermano, junto a un periodista, habrían arrojado algo más de luz.

Se trata de testimonios que habrían situado a David tanto en la galería donde exponía su cuadro como en las escaleras de la peña donde recibía las clases de arte. No son las únicas personas que señalan esa peña como la clave de la desaparición. Alguien también envió una carta anónima a la madre del niño pintor apuntando a la peña y a un nombre en concreto.

Un hombre llamado Gervasio, posible socio de esa peña, de por entonces 45 años, ahora ya unos 80, se ha convertido en una de las pistas más fiables. La otra gran pista, la más perturbadora, es un dibujo que David le regaló días antes de desaparecer a una compañera del colegio, con unas características físicas similares a las de un fotógrafo suizo de 70 años, que estuvo alojado por entonces en la habitación de un hotel donde encontraron una servilleta con el nombre del niño pintor.

Pero cuando la Policía viajó a Suiza el hombre ya había fallecido. Hace tan solo unos meses, ese dibujo, apareció de nuevo en el buzón de la compañera de colegio de David. Cómo llegó hasta allí es otro de los misterios que los investigadores ahora deberán responder. Un equipo estudia de nuevo el sumario y toda la documentación que se conservaba en comisaría con un único objetivo. Reconstruir este puzzle de miles de piezas hasta conseguir resolverlo.

Puedes volver a ver toda la información sobre esta noticia en Atresplayer.