Final de Copa

El polémico baile de puestos en el palco de la final de Sevilla: ¿Por qué fue distinto al año pasado?

La imagen del palco de autoridades en el estadio de La Cartuja del pasado sábado tenía unas diferencias notables con respecto a la del año pasado. El presidente del Gobierno no asistió pero delegó su responsabilidad en la vicepresidente primera, María Dolores Montero, que desplazaba al presidente de Andalucía, Juanma Moreno.

Publicidad

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, no acudió a la Final de la Copa de Su Majestad el Rey el año pasado, celebrada también en la misma sede, el estadio de La Cartuja, en Sevilla. El líder socialista tampoco acudía el pasado sábado al partido que enfrentaba al Athletic Club de Bilbao y al Real Club Deportivo Mallorca.

Al Rey Felipe VI, como máxima autoridad del Estado, le correspondía presidir el evento desde la posición central del palco de autoridades. La ausencia del presidente del Gobierno haría que, según el protocolo, el asiento a la derecha del monarca correspondiese al presidente de la Junta de Andalucía, el político del Partido Popular, Juan Manuel Moreno Bonilla.

Sin embargo en la grada de personalidades del pasado sábado, a la derecha de Don Felipe de Borbón se situó la vicepresidenta primera del Gobierno y ministra de Hacienda, María Jesús Montero. Mientras que el presidente andaluz se ubicó a la izquierda, puesto que correspondía al presidente de la Real Federación Española de Fútbol, en este caso al de la actual comisión gestora que gobierna dicho organismo tras la dimisión de Luis Rubiales, Rafael Del Amo Arizu.

¿Qué dice el protocolo?

De haber asistido Pedro Sánchez, al presidente le hubiera correspondido el puesto a mano derecha de Felipe VI. Pero al no acudir, y siguiendo las directrices del Tribunal Constitucional, su puesto lo debería haber ocupado el presidente andaluz.

En el partido acabó llevándose la victoria el equipo de Bilbao tras una emocionante tanda de penaltis, pero también hubo bastante movimiento en el palco. En cuanto al protocolo de autoridades se refiere, Pedro Sánchez designó a María Jesús Montero como su representante mediante la firma de un documento oficial. Por tanto, según el Real decreto de precedencias, la ministra tenía más rango que el presidente andaluz.

Del Amo, como pacificador

Esto habría podido dejar Juanma Moreno fuera del palco ya que el asiento a mano izquierda del rey sería para Rafael Del Amo, como máximo representante de la RFEF. La solución para que el político pudiera asistir a la primera del palco, para disfrutar del partido, no fue otra que el presidente de la gestora de la federación cediera su puesto, a la izquierda del rey, a Juanma Moreno, con lo que ambos políticos salieron en la foto flanqueando al monarca. Por su parte, Del Amo pasó a ocupar una posición a la derecha de la ministra y vicepresidenta.

El presidente de la comisión, que gestiona la Federación Española de Fútbol, se convertía así en protagonista de la solución a un asunto que posiblemente habría derivado en un nuevo enfrentamiento entre los dos grandes partidos. Ayudaba a evitar que la tensión entre Partido Popular y Partido Socialista aumentara, aunque no podía evitar que la noticia se extendiera por las redes sociales, generando cierta polémica a su paso.

Antena 3» Programas» Espejo Público» Noticias

Publicidad