DENUNCIA SOCIAL

DENUNCIA SOCIAL

La pesadilla de Montse | Una familia okupa se instala en su casa de Barcelona mientras estaba de vacaciones

Montse tiene 46 años y ha tenido que volver a vivir a casa de su madre. Al regresar de sus vacaciones una familia de origen turco había okupado su vivienda.

Espejo Público
   | 14/05/2019

Montse Pérez Llamas tiene un piso con piscina y vistas al mar en plena Diagonal de Barcelona. Se fue de vacaciones a Cádiz y al regresar se había instalado en él una familia entera. La historia no acaba aquí: la familia okupa, de origen turco, ha denunciado a Montse por amenazas.

Se ha llegado a gastar 15.000 euros en dos empresas que se dedican a 'desokupar' viviendas que no han logrado echar a estos inquilinos ilegales."Soy una de las miles de afectadas de toda España. Me encuentro situaciones muy graves que me dan muchísima pena. Pago todos mis impuestos", denuncia.

No han conseguido sacar a los okupas porque hay dos niños. "Cada día me levanto llorando cuando está gente que vive gratis aquí se ríe de mí y de toda España", señala. Asegura que cuando ha denunciado los hechos en comisaría se ha encontrado con que los okupas tienen todos los derechos mientras ella se encuentra desamparada.

Los okupas la han denunciado por amenazas y por cortarles la luz y el agua. No han podido hacer nada porque hay niños y la protección del menor les ampara. Los okupas han cambiado la cerradura de su casa. Ella les quitó el contador de luz y de agua pero estos han conseguido tener su propio contador.

Se siente totalmente desprotegida porque sabe que si va a un juzgado tiene todas las de perder. "Yo no puedo entrar en mi casa porque es allanamiento de morada. Mi vida, mi dignidad, mi ilusión y mi esfuerzo está aquí dentro", lamenta.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.