Asegura Reyes que cuando grabó los vídeos que compartió en redes sociales y que algunos han criticado como 'teatralizados' se encontraba en estado de 'shock'. "Ni si quiera los he visto. Esos vídeos le llegan a mi madre, a mi hija... me han llegado 'memes' por todas partes", lamenta.

Establece que estos días lo ha pasado "muy mal". "He estado sometida a una campaña de descrédito brutal", destaca. Señala que nada más llegar a la manifestación, los miembros de Ciudadanos fueron sometidos a insultos. "Putas y fascistas fueron los más leves", destaca. Relata que les tiraron una lata en la cabeza. "Un señor del PSOE nos plantó su trasero en la cara y pretendía defecar. En esas imágenes estoy empapada en pis, me tiraron una copa de whisky en los ojos directamente. Cuando pedí que dejaran de grabar fue porque estaba a punto de llorar", cuenta.

Considera que el ministro del Interior en funciones Fernando Grande-Marlaska "alentó a la gente para justificar las agresiones". "El informe Marlaska es el informe de la vergüenza, es inadmisible en un estado democrático ¿Hasta donde tiene que llegar el Sanchismo? Marlaska debe dimitir, alentó a la gente para justificar las agresiones que tuvimos que sufrir", señala la de Ciduadanos.

Cree además que el PSOE ha intentado deshumanizar a Ciudadanos "haciendo ver que merecemos la violencia y disfrutamos con eso", pone sobre la mesa.