Se trataba del cuarto intento de desalojar a Patricia y su hijo, que ocuparon ilegalmente un piso propiedad de Bankia en la calle Palencia número 14 y a los que no les han ofrecido un alquiler social desde la entidad bancaria, según ha criticado la afectada, que no cuenta con ningún tipo de alternativa habitacional.

La pasada noche miembros de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca de Parla acamparon en el portal de la vivienda y cerca de medio centenar de personas se ha concentrado a primera hora de hoy para evitar el desalojo, para lo cual esgrimían el informe del Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales de la ONU que reclama que no se produzcan desahucios si no existe alternativa habitacional.

Según ha relatado la propia Patricia tras confirmar la paralización del lanzamiento, únicamente se han presentado dos policías y eso no garantizaba que los hechos se desarrollaran con seguridad, por lo que la comisión judicial se ha retirado sin dar una nueva fecha para el desalojo.