El autor de los disparos actuó movido por los celos ya que su expareja le había abandonado recientemente por otro hombre. "Como no tenía cojones de ir a por el cuñado y la mujer ha ido a por las niñas", lamenta Goyo, patriarca de la familia afectada. Cuenta que la mujer de 'Juanín' había abandonado a este por su propio cuñado y los conflictos solía mantenerlos con esa familia, por lo que no entiende que haya cargado contra las víctimas.

Señala que habitualmente 'Juanín', que estaba en busca y captura por tráfico de drogas, se relacionaba con las víctimas y nadie sospechaba que pudiera hacer algo así. Goyo asegura que toda la familia está destrozada e insiste en que el ataque fue premeditado ya que los familiares de 'Juanín' le entregaron las armas y se fueron del domicilio llevándose todos los enseres personales e incluso la televisión.

"Disparó a sangre fría como un perro. No hubo discusión previa", lamenta. Señala además que 'Juanín' maltrataba a su mujer con frecuencia y en una ocasión llegó incluso a apuñalarla con una navaja. La madre de las víctimas, que recibió un disparo en la pierna, se encuentra aún en el hospital muy afectada por lo ocurrido. "Todavía no se lo cree", señala.

Goyo asegura que la familia no cometerá ningún acto de venganza contra el detenido y sus familiares y que el pueblo madrileño de Aranjuez puede estar tranquilo. Ha afeado la conducta de la alcaldesa de la localidad por no brindarle a los familiares ni apoyo psicológico ni ambulatorio durante los entierros de las chicas.