Este lunes se cumplen dos años de la muerte de Ignacio Echeverría, el bautizado como 'héroe del monopatín' que fue víctima de un atentado yihadista en Londres junto a otras diez víctimas mortales. El día del atentado Ignacio se encontró con los terroristas de frente, bajo de su bici y con su monopatín intentó frenar el ataque. Él murió pero su valentía salvó vidas.

Hoy su padre le recuerda emocionado. Asegura que desde que su hijo murió no han dejado de echarle de menos ni un solo día pero reconoce que también han pasado algunas cosas buenas, en referencia a las múltiples muestras de cariño de quienes le conocieron.

Una delegación de la policía británica se trasladó a Madrid y enseñó a la familia de Ignacio distinto material con el que poder entender la secuencia de la película completa de lo que pasó aquella noche. Las autoridades mostraron a la familia imágenes de las cámaras de seguridad cercanas y de la cámara ubicada en un autobús.

Tal y como relata el padre de Ignacio, en el vídeo se ve la secuencia de los hechos que tuvo lugar en las inmediaciones de una cafetería. La valentía de Ignacio Echeverría salvó la vida de una mujer en Londres. Sorprendentemente, ella se enteró hace poco de la identidad de su salvador y le escribió una carta a la hermana de Ignacio:

"Hola Isabel,

Me siento un poco extraña contactando contigo por esta vía, Facebook. Pero probablemente sean las cartas modernas.

Me llaman Dowling.

Antes de nada, siento mucho no haberme puesto en contacto antes. He descubierto hace una hora en los medios de comunicación lo que Ignacio hizo por mí.

Mi agradecimiento está por encima de lo que cualquier palabra pueda describir y, para ser honesta, todavía estoy en shock.

Me encantaría conocer más acerca de Ignacio y de tu familia y, si os sirve de ayuda, que conozcáis mi vida.

En cualquier caso, entenderé si tú o tu familia no queréis volver a saber de mí.

Llevaré a Ignacio en mi corazón y en mis pensamientos cada día.

Os envío los más cálidos saludos".