Publicidad

Antena 3 » Programas » Espejo Público » Noticias

Desaparición de alto riesgo en Tenerife

El padre desaparecido con sus hijas en Tenerife pudo usar las cámaras de seguridad para despistar a los investigadores

Explica el periodista Nacho Abad que los investigadores de la desaparición de Tomás y sus dos hijas en Tenerife se centran en las imágenes que grabaron las cámaras de seguridad del puerto deportivo la tarde de la desaparición. Barajan que Tomás pudiera hacer un uso intencionado de las cámaras para despistar sobre sus verdaderas intenciones.

Los investigadores siguen barajando todas las hipótesis en el caso de las niñas desaparecidas junto a su padre en Tenerife. Ana y Olivia, de 1 y 6 años, desaparecieron el pasado martes después de que su padre no las devolviera a su expareja y madre de las niñas, Beatriz.

Los responsables de la investigación en España ya han iniciado una acción concertada con la Interpol para activar a las policías de todo el mundo en la búsqueda. Ya que una de las hipótesis que se baraja es que Tomás pudiera haber huido al extranjero junto con las niñas. Concretamente se investigan los contactos comerciales que tenía este padre con empresarios africanos que quizá podrían haberle ayudado a esconderse allí.

No obstante, mantiene el periodista Nacho Abad que "hay otras hipótesis muchísimo más pesimistas" pero prefiere "no entrar en ellas porque prefiero estar esperanzado".

Una de las claves de la investigación está en las imágenes que grabaron las cámaras de seguridad el puerto de Santa Cruz de Tenerife. Tal y como explica Abad en esas imágenes se ve a Tomás entrando solo en el puerto llevando varias bolsas la tarde de la desaparición. "Cuando hace esos viajes llevando cosas es lo que más se está analizando, imágenes que pueden ser un teatrillo porque él sabía que había cámaras y puede ocultar pruebas en esas bolsas".

El caso recuerda al de José Bretón, que terminó con la vida de sus hijos Ruth y José. Bretón también hizo un uso teatralizado de las cámaras para intentar fijarse una coartada. Salió despavorido de un centro comercial diciendo que habían secuestrado a sus hijos cuando era mentira.

En el caso de Bretón, el juicio estableció que este fingió la desaparición de sus hijos y se fue a un parque donde había cámaras que captaron su imagen. En el juicio quedó probado que no concordaba su comportamiento con lo que se veía en las imágenes.

Puedes volver a ver las claves del caso del padre desaparecido en Tenerife junto a sus hijas en ATRESPLPAYER.

Publicidad