Cuenta que se encontraban con el bebé en la habitación cuando entró una mujer con una bata diciendo que era la pediatra. "Nos preguntó si le habíamos hecho la prueba del talón y la de esfuerzo. Entonces cogí ella al niño y se lo llevó", relata.

El matrimonio sospechó de la facultativa por su actitud y el marido la vio alejarse de la habitación y echar a correr a la escalera. El miedo que tenía la pareja es que la mujer se llevara al niño de la ciudad e incluso de España.

Tal y como ha trascendido de la investigación la mujer había estado embarazada y perdió al bebé cuando se encontraba en avanzado estado de gestación. Tal y como ha asegurado Nacho Abad la captora le dijo a su compañera de piso que el bebé había nacido de forma prematura y que se lo daban al día siguiente.

"La mujer había estado embarazada y perdió al bebé recientemente"

Tres horas después del secuestro la mujer fue detenida en su domicilio y aseguraba que el niño era suyo.