Sergio, pareja de la joven, siempre ha mantenido que esta mujer de 31 años se ha marchado de forma voluntaria. En el punto de mira de los investigadores, Sergio se percataba del estado de conexión del Whatsapp de Dana y le recriminaba a partir de ciertos mensajes su ausencia.

Sergio reprocha a Dana su desaparición y el abandono de su hija de siete meses. Lo llamativo es que estos mensajes enviados este miércoles han sido leídos. La pareja de la joven rumana puso en conocimiento de la Guardia Civil estos hechos para que sean tenidos en cuenta en la investigación.

Es la reacción de un hombre que no se ha mostrado preocupado ni cuando registraban su casa en busca de alguna pista del paradero de Dana ni ha dedicado un solo minuto a su incesante búsqueda por parte de los investigadores.