¿Llegas a tu casa del supermercado y eres de los que coloca todos los alimentos en la nevera? Aunque supuestamente se conserven mejor a temperaturas frías, no siempre es la mejor opción para algunos productos.

Verónica, nutricionista, ha explicado en Espejo Público qué y por qué no deberíamos guardar estos alimentos en el frigorífico. Por ejemplo, conservar los plátanos a temperaturas tan bajas hace que el almidón que poseen se convierta en azúcar, lo que provoca que se pongan negros y que su sabor pierda calidad. Algo parecido ocurre con los tomates, que con el frío empeora su textura.

Según señala Verónica, con los huevos hay bastante controversia en cuanto si es mejor dejarlos fuera o no de este electrodoméstico. Sin embargo, afirma que lo importante es que no estén en ambientes en los que la temperatura cambia drásticamente.

Por último, la nutricionista advierte de que no hay ningún riesgo microbiológico por guardar estos alimentos en la nevera, sólo afecta a la calidad y sabor de los productos.

Si quieres conocer la lista completa de alimentos, pincha en el vídeo.