Asegura Nadia Calviño que la carta de la CE "no es una bronca ni un tirón de orejas". "Esta carta se ha enviado a los países en una situación similar a la de España. Estamos en un Gobierno en funciones con los presupuestos prorrogados desde el año pasado y eso la Comisión Europea lo sabe muy bien", señala. Calviño añade que la CE había pedido un ajuste de un 0,65%, pese a que las normas permiten un margen del 0,50%. "En realidad estamos desviándonos muy poquito", señala.

Apuesta por un programa fiscal en el "que pague más quien más puede y quien más gana". Apuesta por introducir "figuras impositivas de siglo XXI como el impuesto digital y tener un sistema fiscal más sólido y más justo". El programa del PSOE prevé que el salario mínimo interprofesional se acerque al 60% del salario medio en el curso de la legislatura.

Reconoce que "estamos en un escenario internacional complicado con muchas fuentes de incertidumbre como el Brexit, la guerra comercial azuzada por Trump en China con un frente también en Europa, la enorme aversión al riesgo de los inversores y la economía china que se está ralentizando". Pese a ello destaca que "la economía española está aguantado mejor que otras la crisis internacional". "Los inversores internacionales confían en la economía española, resistimos mejor que los demás y crecemos más que los demás", apunta.

Matiza además que "desacelerarse es crecer menos no es no crecer". "La deuda pública del reino de España tiene unos tipos de interés más bajos que nunca, las agencias de notación internacionales han subido el 'rating', los inversores de más calidad están retornando al mercado español", explica.