Miriam, Celia y Sergio compartían piso en Meco. El día del crimen Miriam le comunicó a Sergio que saldría a pasear a sus 4 perros.Aquella noche la víctima le puso a los perros unos collares fluorescentes. Una vecina se cruzó con ella cuando iba con los canes y se lo contó a la Guardia Civil posteriormente.

Cuando Miriam se encuentra en medio del campo, el asesino la asalta por la espalda y le da 90 cuchilladas entre espalda, pecho y cráneo. Una agresión con mucho ensañamiento que termina con la vida de la joven. Fueron dos jóvenes que paseaban por la zona quienes encontraron su cuerpo sin vida y avisaron al 112.

En el momento del crimen, la otra compañera de piso, Celia; se encontraba primero en el gimnasio y posteriormente celebrando un cumpleaños. Al llegar a casa Celia pregunta a su compañero por Miriam y este le comunica que ha salido con los perros. Cuando Celia sale en su búsqueda se encuentra con el dispositivo policial por el crimen de su compañera.

Siete meses después del crimen, Sergio ha sido detenido al encontrar restos biológicos de la joven en su ropa y su vehículo. Según las pruebas las agresiones se llevaron a cabo con varios cuchillos, por lo que no se descartan más detenciones.