Nació en Badalona, de padre murciano y madre manchega. Aún así, nadie sabe bien por qué, al niño le gustaba el cante jondo y con 15 años comenzó a frecuentar peñas flamencas. A los 20 lo convirtió en profesión. Ahora, que cumple sus bodas de plata en los escenarios, es una de las voces flamencas más respetada y laureada del mundo. Ya pertenece al Olimpo del flamenco.

Poveda llevó su arte al Congreso de los Diputados. Donde cantó las letras de Miguel de Cervantes. En su intervención eligió una parte que hablaba de la "intención sincera". Reconoce que escogió ese fragmento para "zarandear la conciencias". Sobre el nuevo Gobierno de Pedro Sánchez espera "que ante todo sean honrados". "Que sobre todo estén protegidos los mayores y los niños y se tenga en cuenta a la Cultura".

Ha bromeado sobre su parecido con Gabriel Rufián. Señala que en las redes sociales son muchos los que le dicen que ambos parecen la misma persona. "He hablado alguna vez con él y ha tenido muy buenas palabras hacia mí", señala.

Se enorgullece de la postura que ha tomado España con el buque de refugiado 'Aquarius'. "España ha tenido un poquito más de humanidad, pero me da verguenza la actitud de muchos. Hemos dado un paso, una lección a otros países. Espero que lleguen sanos y salvos y tengan una buena acogida".

Considera que la respuesta del Gobierno central al desafio soberanista de Cataluña ha sido "un tanto agresiva". "Creo que la justicia debe ser mucho más dura en cuestiones como asesinatos, violaciones o robos pero no me atrevo a meterme en este jardín", señala.