La candidata de Podemos a la alcaldía de Ávila, Pilar Baeza, aseguró en su relato que fue violada por Manuel López, extremo que niega la familia en cualquier caso. La sentencia, avalada por el Tribunal Supremo, respalda a la familia de la víctima: nunca se demostró la violación y tal y como apunta Alfonso Egea "la línea de investigación iba por una infidelidad de Pilar y su mala reacción al contárselo a un novio violento".

El relato del asesino confeso y novio en aquellos tiempos de Pilar, Manuel García, tampoco encaja con la sentencia del crimen. Según este relato el asesino confeso actuó fruto de una discusión subida de tono con la víctima que terminó con los disparos. Sin embargo el auto afirma que no hubo ningún forcejeo. El condenado abrió los cartuchos de la escopeta, vació el arma de caza y la volvió a cargar para disparar dos veces.

Víctor Manuel López, hermano de la víctima, todavía se emociona al recordar el crimen de su hermano el pasado 8 de septiembre de 1985. Asegura que aquel hecho dejó a sus padres muertos en vida. Además tras cumplir la pena los asesinos regresaron a Leganés (Madrid) y su progenitora tuvo que vivir situaciones incómodas cada vez que se los encontraba. "Al final los que estaban cómodos eran ellos", lamenta.

"La sentencia nunca demostró que hubo violación ni que existió forcejeó entre víctima y asesino"

Días antes de entregarse a la Policía junto a su novio y el otro cómplice Pilar Baeza fue al domicilio de la víctima para hablar con sus padres. Tal y como cuenta Víctor Manuel López, Pilar y sus cómplices fueron a asegurarles que no tenían nada que ver con el crimen. "Pilar puso la mano sobre la biblia y juró ante mi madre que no sabía donde estaba mi hermano". Días después la ahora candidata de Podemos hizo un reportaje en la revista Interviú. "Hizo ese reportaje que mató a mis padres y les puso un estigma de ser los padres de un violador".