La muerte de las dos hermanas en Aranjuez ha hecho que la familia jure venganza. Sin embargo, ahora mismo en el barrio donde se produjo el tiroteo reina la calma tras varios días de tensión. La familia de las víctimas está rota de dolor.

La presencia de varios patriarcas, el agotamiento y el hecho de que Juanín ya esté en prisión contribuyen a que impere la tranquilidad.

El autor de los disparos publicó un escalofriante mensaje en su cuenta de Facebook dos semanas antes de cometer el doble crimen. 'Juanín' estaba roto por los celos. Su mujer le había abandonado por su cuñado y quería causarle el mayor dolor posible. Lo hizo matando a la familia de sangre de su mujer.

Todos aluden a este mensaje que cuelga en las redes sociales donde deja entrever sus intenciones: "El pecado se paga con la muerte. El pecado es una lepra satánica y estado en manos de Satanás consigues lo que Satanás te inculca en tu mente".

Dos semanas después acaba con la vida de sus dos cuñadas, Lisette Y Montserrat. La única superviviente, madre de las víctimas, continua ingresada en el Hospital 12 de octubre. El padre de las fallecidas no ha querido volver a su casa y ha pedido ayuda para cambiar de vivienda.