Sentencia judicial

Mariló Montero, tras la condena a dos paparazzi: "Pusieron el foco en cómo tengo yo mis pechos y cómo duermo y con quién"

Mariló Montero ha conseguido una condena histórica. Un juzgado ha condenado a dos paparazzis, Diego Arrabal y Gustavo González, a indemnizar con 265.000 euros a Mariló por un delito de intromisión ilegítima en su derecho a la intimidad y el honor.

Publicidad

Mariló Montero es noticia por haber ganado un juicio que ha dado lugar a una condena histórica. Los paparazzi Diego Arrabal y Gustavo González tendrán que indemnizar a Mariló por un delito de intromisión ilegítima en su derecho a la intimidad. La cifra de la condena asciende a 265.000 euros y es recurrible.

Señala que se trata de una de la cuantías más elevadas porque han cometido muchos delitos y la suma de ellos lleva a esta cantidad aunque si esto se hubiera juzgado en EEUU la condena hubiera sido millonaria. A Mariló no le importa la cantidad, si no la pérdida de rigor, de moral y de ética al captar su imagen. Señala que fotografiaron su vida íntima dentro de su propiedad privada tanto como en su viaje a Maldivas como dentro del bungalow que ella alquiló en Bora Bora.

Mariló no le contó el destino de este viaje a nadie. Suele avisar a Carlos Herrera, su exmarido y padre de sus hijos, de cuál es su destino pero era tal el acoso y la persecución que sentía de estos dos paparazzi que cambió el viaje 3 días antes. Encontró como destino más seguro y privado la Polinesia francesa: "Son islas muy pequeñas y casi privadas". Esto requirió coger 4 aviones y más de 24 horas de vuelo.

No sabe cómo consiguieron los paparazzi esa información pero fue de forma ilícita. "Por ordenadores, alguien les dio un chivatazo... Hay muchas técnicas", apunta. Cambia el vuelo 72 horas antes para intentar estar tranquila en su destino. Señala que se gastó "un pastizal" y cuál fue su sorpresa cuando al volver a España descubre que sus fotografías semidesnuda y en pijama en el apartamento están en las manos de cientos de periodistas.

Pidió medidas cautelares para que no se publicaran las fotografías. Los condenados se enfadaron e intentaron rentabilizar las fotografías especulando con su condición sexual diciendo que había viajado con una mujer y no con un hombre. "Eso es una vulneración al honor. Distraen todo lo que haces en tu carrera profesional en que el público desvíe la atención a como tengo mis pechos y cómo duermo yo y con quien" ,mantiene.

La condena da lugar a recurso pero sienta un precedente en la materia. Mariló advierte que pese a que los periodistas recurran irá por la vía penal que serían 6 años de cárcel y 6 de inhabilitación y la misma indemnización económica.

Puedes ver la reacción de Mariló Montero tras la condena a dos paparazzi que la fotografiaron en Espejo Público a través de Atresplayer.

Antena 3 » Programas » Espejo Público » Noticias

Publicidad