Margallo alaba que con la figura de Von der Leyen se han puesto de acuerdo las 3 fuerzas programáticas en Europa: populares, socialistas y liberales.

Cree que la historia democrática de España demuestra que es posible llegar a acuerdos entre fuerzas opuestas. "La transición se hizo sobre la base de acuerdos entre las bases políticas de los grandes partidos. Cuando a UCD le sustituye una alianza popular muy volcada en la derecha ese equilibrio desaparece. Después de Felipe González el PP se reconvierte en un partido de centro. Lo que ocurre es que ahora en España no hay acuerdo absolutamente en nada", lamenta.

El del PP señala que para hacer una opción que pueda frenar "a un PSOE, que irá absorbiendo poco a poco a Podemos, o sumamos o no hay nada que hacer". Apuesta por una alianza a lo Navarra Suma, la unión del PP, Ciudadanos y UPN, que en el caso de la fórmula nacional sería sustituido por Vox. Esa España Suma "tendría que pivotar mucho más sobre el centro que sobre la derecha y alejarse de las posturas de Vox que no podríamos compartir ni en Europa ni en España".

Recuerda que "cuando el PP se ha separado del centro ha ido al abismo, mientras que en el centro ha logrado mayorías de gobierno exitosas". "Casado y Rivera tienen que ponerse de acuerdo porque España necesita una alternativa de centroderecha que sea capaz de parar la hegemonía socialista. Este carro avanza cuando hay dos ruedas", matiza.