En 1969 se produjo en un bar de Nueva York, en Stonewall, una revuelta violenta que se considera la primera manifestación para defender los derechos del colectivo LGTBI. Este año se convierte entonces en una fecha destacable, porque además de que el hombre llego a la luna, se atrevió a salir del armario.

Ahora, 50 años después, se celebra en Madrid el Orgullo LGTBI, que lleva como bandera la defensa de este colectivo. La fiesta en la capital española ya ha alcanzado carácter mundial y miles de personas se congregan en el centro de la ciudad.

'Los mayores fuera del armario' es el lema del Pride 2019 y algunos de los participantes señalan: "Ya está bien de aguantar y pasarlo mal cuando han sido mayores, así que ánimo y que vengan aquí a celebrarlo".

Ha sido muy cuestionado el lugar de encuentro para dicho acto o incluso el dinero público que se utiliza, a lo que han contestado alto y claro muchos de los presentes: "Es más que nunca decir que no nos vamos a echar para atrás", y hosteleros han asegurado que facturan durante estos días incluso el triple.

Buen ambiente, diversión y ante todo respeto por los derechos de todos son los aspectos que quiere reflejar este acontecimiento.