La investigación apunta a sus padres como los autores del crimen de los hermanos de tres años y cinco meses en Godella (Valencia). Allí Abad ha hablado con algunos vecinos que aseguran que el comportamiento de la pareja era extraño. "Él se ponía papel albal en la cabeza porque tenía miedo de los extraterrestres", señala una mujer que vivía cerca de los padres de los menores.

En la mañana de este jueves un vecino alertó a la Policía después de ver a la madre de los niños corriendo desnuda con manchas de sangre siendo perseguida por el padre, ambos muy alterados. La pareja vivía en una chabola okupa en condiciones insalubres.

Los agentes se dirigen a la casa okupa donde vivía la pareja y encuentran al padre, Gabriel. Un varón de origen belga que les cuenta que ha tenido una fuerte discusión con su mujer. "Les dice que se quiere ir a Bélgica, que él ya no pinta nada porque su mujer ha debido matar a los niños", avanza Abad.

Tras horas de interrogatorio la madre se derrumbó y llevó a los agentes hasta el lugar donde estaban los cadáveres de sus hijos, sin embargo ni ella ni su pareja han confesado la autoría del crimen.

Tal y como ha podido saber Nacho Abad la mujer ya intentó matar a sus hijos el pasado miércoles ahogándoles en una fosa séptica a la que se tuvo que tirar el padre para rescatar a uno de ellos.