El macro prostíbulo ofrece shows eróticos, 'streptease' e incluso sexo en vivo. Se trata de un establecimiento de grandes dimensiones con tarimas de baile en barra, jacuzzis o tarimas redondas.

Los vecinos creen que este negocio va a atraer a un tipo de turismo que no es el apropiado para el barrio y otros piensan que estas mujeres acaban realizando su trabajo forzadas.

Desde el club erótico piden confianza a los vecinos a los vecinos y que estén seguro de que son los primeros interesados en no causar problemas,