Publicidad

Conflicto vecinal

Unos vecinos de Alicante, desesperados por los okupas: "Más del 90% del barrio vive de forma ilegal"

Los vecinos del barrio Juan XXIII (Alicante) se encuentran desesperados por la difícil situación que atraviesan con los okupas. Denuncian que por parte de la administración y la Policía no han recibido ayuda ni respuestas a las propuestas para intentar solucionar el problema.

Los vecinos de Juan XXIII (un barrio de Alicante) denuncian que "más del 90% de las personas que habitan en un sector del barrio residen de manera ilegal". Algo que se traduce en peleas, tráfico de drogas, montañas de basura. Por ello, exigen, a quien corresponda, una solución.

"Aquí el futuro que hay es aprender a hacer cuentas vendiendo drogas", decía un vecino. Ahora los pisos los veden muchos más baratos que antes por las malas condiciones en las que está el barrio.

Los vecinos se quejan de que hay muchas ratas y de la gran cantidad de basura que hay tanto en la calle como dentro de los edificios. A causa de esta situación, los comercios también han cerrado "porque la gente ya no compra aquí".

Denuncian que el Ayuntamiento no va nunca por la zona y la Policía tampoco, "aquí nadie hace nada, pasan de nosotros". En Espejo Público han estado en directo dos vecinos que pertenecen a la asociación de vecinos de Juan XXIII: "Culpo a la administración y a las autoridades, llevamos denunciándolo desde los años 90". Explican que hace cuatro años propusieron que se hablara con los bancos, "porque los bancos dejaron los pisos abandonados y ahora la gente se mete a vivir allí".

La propuesta fue que las viviendas que los bancos tuvieran en la zona llegaran a un convenio con la administración y los cedieran. "No estamos en desacuerdo en dar viviendas a las personas que lo necesiten, pero al igual que tienen derechos, tienen obligaciones", señalan.

Finalmente, han comentado que la propuesta no ha tenido respuesta por parte de la administración.

Puedes volver a ver toda la información sobre esta noticia en Atresplayer.