Han quitado a unos abuelos la custodia de sus nietos menores, de los que se encargaban desde hace dos años por el problema de drogadicción de su madre. El Juzgado de Primera Instancia nº6 de Málaga ha desestimado el acogimiento temporal de los niños al entender que tienen unas necesidades especiales que los abuelos no saben atender.

Juan Recio, abuelo de los pequeños, ha explicado que los niños se encuentran en perfectas condiciones y que son felices como una familia normal. Añadía que bastante duro ha sido tener que denunciar a su propia hija para poder proteger a los menores. "Tuvé que denunciar a mi hija por su problema de drogadicción y poner en conocimiento de menores de la Junta de Andalucía, la situación. Fuimos a pedir ayuda y nos encontramos con que nos lo querían quitar de forma inmediata", señala.

La juez ha concluido en que los niños tienen un retraso madurativo, lo que Juan Recio niega y solicita informes y documentos que lo aprueben.