La aerolínea Vueling prohíbe el acceso al avión a una joven por llevar un body 'escotado'. La compañía manifiesta que la chica iba en bañador pero que le denegaron la entrada por la conducta que mantuvo con la tripulación y no por la indumentaria.

Bayant, testigo de lo sucedido, asegura que la joven solo lloró ofendida y en ningún momento tuvo un comportamiento fuera de lo normal. Además apunta que la tripulación de malas formas le dijo a la chica que se comprase algo y se tapase, a lo que la joven respondió poniéndose un pañuelo. Finalmente ya en la pasarela, después de pasar el primer acceso para entrar en el avión, le comunicaron que no podía entrar ya que iba en bañador.

La afectada llamo a la Guardia Civil. Finalmente la joven no pudo volar, quedándose en tierra. Bayant, explica como todos los pasajeros del avión se quedaron decepcionados, asombrados por la decisión final de la aerolínea.