Cuenta Villacís que este embarazo fue "de esas cosas que son regalos que te da la vida". "Lo afrontas con mas experiencia. Lo he vivido con mis hijas que son adolescentes", señala.

Sus dos primeros partos fueron cesáreas y como madre asegura que se quedó "un poco vacía" cuando se llevaron al bebé. Sin embargo, en este caso disfrutó del contacto "piel con piel" con la pequeña y a partir de entonces estuvieron 6 horas juntas. Una experiencia inolvidable que recomienda.

Reconoce que ha tenido un embarazo muy bueno y ha podido trabajar hasta el último día. No cree que sea algo singular, y señala que son muchas las mujeres que tienen embarazos buenos que compatibilizan con su actividad laboral.

Asegura que ha recibido felicitaciones de todos sus compañeros, independientemente del signo político. "Las buenas noticias sirven para que de vez en cuando seamos capaces de encontrarnos", destaca.

Sus planes inmediatos son estar con su hija, "aunque muy pendiente de la actualidad". Villacís se cogerá la baja de maternidad aunque matiza que no va a ser "inflexible al cien por cien"." Hay momentos en los que tendré que estar y estaré", apunta.