Una mujer, víctima de agresión sexual y una brutal paliza, ha manifestado la indignación tras ver cómo reducen la pena de su agresor de 6 a 2 años de cárcel.

Ha explicado que, mientras paseaba a plena luz del sol con su mascota por las calles contiguas a su casa, un hombre comenzó a seguirla hasta que le entorpeció el paso y le ofreció dinero por servicios sexuales, seguidos de tocamientos, apunta la afectada.

Según el relato de la mujer, comenzó a gritar, presa del pánico, a lo que el atacante respondió propinándole una "brutal paliza", con patadas en la cabeza y fuertes puñetazos.

Las fracturas que sufrió, resultado de la agresión, fueron muy graves: hueso del pómulo y brazo roto y hueso de la órbita del ojo fracturado.

Asimismo, la mujer añade que cuando se encontraba en el suelo el individuo trató de bajarle los pantalones mientras continuaba con los tocamientos.

El juez condenó al responsable de las agresiones a 6 años de cárcel, dos por agresión sexual, otros dos por lesiones y dos más por robo, pues se quedó con el teléfono móvil de la víctima. Ahora, la Audiencia dice que la pena es de dos años pues señalan que no se pueden individualizar los delitos.