La ministra de Educación y Formación Profesional en funciones, Isabel Celaá, se opuso este martes a la recomendación de la Fiscalía de colocar cámaras en lugares como despachos y aulas de centros educativos para prevenir abusos sexuales a menores.

Así lo dijo en una entrevista en Onda Cero: “No creo que sea en las aulas donde se producen las agresiones sexuales. Sería como poner un Gran Hermano en las aulas”. En este contexto, la responsable de Educación, consideró que no cree que se produzcan más agresiones, “sino que se denuncian más”.

También resaltó que la propuesta de la Fiscalía es “una medida fuerte que se pongan cámaras en las aulas, una medida terrible. Estamos trabajando en la ley de protección de menores”.

Por otra parte, el portavoz de Jueces y Juezas para la Democracia, Ignacio González Vega, asegura que es una medida intrusiva poner cámaras en las aulas.

Con esta propuesta de cámaras en las aulas se abre un debate ¿intimidad o seguridad?