Andrea está acusada de grabar a sus compañeras de equipo de fútbol en los vestuarios para enviarle el material a su novio. Además, también grabó a su hermana de 16 años con discapacidad psíquica severa y a otra de tres años cuando estaban solas en casa.

María del Carmen, presidenta del club y algunas de las afectadas han atendido a 'Espejo Público'. Las jugadoras nunca sospecharon de los acusados ni vieron ningún comportamiento extraño. "Todos éramos como una pequeña familia", dice una de ellas aún impresionada por los hechos.

El caso se destapó después de que esta pareja quedara con una joven en San Sebastián haciéndose pasar por promotores musicales. Intentaron abusar de ella y esta les denunció. Fue entonces cuando las autoridades descubrieron el material pornográfico, alguno de contenido pedófilo en sus teléfonos móviles.

Puedes volver a ver toda la información sobre esta noticia en Atresplayer.