La pareja alquiló una habitación en un hostal de la localidad de San Adrián de Besòs (Barcelona) el pasado lunes. Ese mismo día la mujer dio a luz allí sin ninguna asistencia sanitaria. Los jóvenes habían mantenido en secreto el embarazo de ella a su entorno.

Tras dar a luz, abandonaron la habitación del hostal al día siguiente. Fueron a un restaurante de comida rápida a comprar unas hamburguesas y después de esto la joven regresó con su familia mientras el padre salió con el bebé envuelto en una manta hacia el río. Allí intentó enterrarlo, pero al ser sorprendido por personas que paseaban por la zona acabó tirando el cuerpo al río.

Por el momento siguen buscando al recién nacido sin resultado. Han rebajado 40 centímetros el caudal del río y el equipo de rescate trabaja con la hipótesis de que el cuerpo pudiera haber pasado al mar.