263.893333

Publicidad

Nuevos datos del caso

La madre que presuntamente mató a su hija en un hotel de Logroño había tapado a la pequeña con una manta

El hallazgo del cadáver de una niña de 5 años en un hotel de Logroño sigue bajo investigación. Todo comenzó cuando un viandante alertó de que una mujer intentaba arrojarse al vacío desde el alfeizar de una ventana del hotel.

Cuando los agentes entraron en la habitación del hotel se encontraron a la mujer, con cortes en el cuerpo, apoyada en la ventana con intención de tirarse. Lo que no sabían es que en la misma habitación estaba el cuerpo sin vida de la hija de esta mujer, de 5 años, tapada con una manta. A falta de los resultados definitivos de la autopsia, los resultados preliminares determinan que la pequeña no mostraba signos de violencia. Su cuerpo había sido tapado con una manta. Un 'modus operandi' que, según los criminólogos, suceden cuando el asesino tiene una conexión emocional con la víctima.

Los padres de la pequeña Carolina, de 5 años, estaban separados. Su padre es profesor y había rehecho su vida con una nueva pareja. La custodia de la pequeña era del padre. Esa tarde avisó a la Guardia Civil de que su mujer no le devolvía a la niña a la hora acordada sin saber aún el triste final de la pequeña.

Ahora, la investigación ha dado un nuevo giro. La abuela de la pequeña ha aparecido muerta en el río Ebro. Todo apunta a que la mujer se habría quitado la vida. La reserva del hotel estaba hecha a nombre de 3 personas: madre, hija y abuela.

Los investigadores tratan ahora de dilucidar qué fue lo que ocurrió en esa habitación de hotel.