La familia de Ana Julia Quezada reside en una población muy humilde de República Dominicana. La prensa del país ha hablado con la madre de Ana Julia y varios hermanos que no dan crédito a las acusaciones que circulan sobre su hermana. Coinciden en que Ana Julia nunca les habló de la desaparición del niño, sino que se enteraron por las redes sociales.

Su madre cree que si su hija hizo eso "fue por un estado de locura" aunque añadía a la prensa local que si su hija era culpable tenía que pagar. Otros hermanos apuntan a que debe investigarse si hay más personas involucradas en el crimen.

Sobre la muerte de la primera hija de Ana Julia, que falleció a los 4 años tras precipitarse de una ventana, una de sus hermanas aseguró que la pequeña era sonámbula. Refirió que la niña ya había presentado episodios de sonambulismo cuando residía en República Dominicana.