Publicidad

Palencia

La joven de 23 años que tiró a su bebé muerto al contenedor se vio "sobrepasada por la situación"

La Policía sigue comprobando la veracidad del testimonio de la mujer que aseguró haber tirado a su bebé recién nacido a un contenedor en Palencia.

La madre reconoció haberse desecho del bebé pero aseguraba que el niño había muerto en el parto. Tal extremo cambiaría la cuantía de la pena de esta madre de 23 años que ya ha sido detenida.

La joven permanece ingresada en el Hospital Río Carrión. La Policía quiere saber si hace dos semanas sufrió un aborto y arrojó al bebé a un contenedor del centro de Palencia, tal y como aseguró en su testimonio.

En el centro de residuos de Palencia se han acotado algunas zonas en previsión de que los investigadores inicien la búsqueda.

La mujer acudía al servicio de Urgencias con síntomas de anemia y algunas hemorragias y confesaba que había sufrido un aborto semanas antes. Los médicos pusieron en alerta a la Policía y fue cuando la joven confesó que había arrojado al feto a un contenedor porque "se había visto sobrepasada por la situación". Ahora la búsqueda se centra en un vertedero donde hay 50.000 toneladas de residuos.

Puedes volver a ver toda la información sobre esta noticia en Atresplayer.