El juez establece que Sergio golpeó a Dana con un gran palo, la arrastro, la envolvió en un edredón y la metió en el maletero de sus coche para deshacerse de ella. Asimismo, la señal del teléfono móvil del detenido se ubica el día de la desaparición en el paraje donde encontraron el hueso de Dana.

Juan Cano, periodista de Diario Sur, ha confirmado en 'Espejo Público' que la Guardia Civil buscó a Dana en Rumanía e Ibiza. Un testigo que los investigadores consideraron como "fiable" aseguraba haberla visto en un autobús aunque después se determinó que se trataba de una mujer con un gran parecido físico a la desaparecida.

Asimismo, el dispositivo de búsqueda se trasladó a Rumanía con el mismo resultado. La mujer que creían que era Dana se trataba de otra joven que guardaba similitudes física con Dana.

Fuentes del caso aseguran que la joven de nacionalidad rumana había puesto denuncias por coacción y malos tratos contra su pareja en el pasado.