Publicidad

PARRICIDIO

La estudiante de enfermería que ahogó a su hijo en una bolsa y ha conmocionado a Palencia

Conmoción en un pueblo de Palencia tras la muerte de un recién nacido arrojado al río. Los vecinos de Husillos no pueden creerse la confesión del los padres de la criatura, de 23 y 29 años. Primero dijeron que el bebé estaba en un contenedor, y luego cambiaron la versión y aseguraron que lo habían enterrado en el monte.

Fueron los sanitarios de un centro de salud del centro de Palencia quienes dieron la voz de alarma. Atendieron a una mujer de 23 años que acababa de dar a luz y activaron el protocolo alertando a la Policía. Preguntada por el paradero del recién nacido, la mujer dijo que había arrojado el cuerpo de la criatura a un contenedor.

Durante dos horas se paralizó la recogida de basura revisándose todos los contenedores de la zona. La pareja aportó una segunda versión y aseguró que habían arrojado el cuerpo en un monte, cerca de un refugio.

No fue hasta el tercer interrogatorio cuando la pareja contó la verdad: lo habían arrojado al río Carrión en las proximidades de Husillos. Finalmente, los agentes encontraron el cuerpo del bebé en una bolsa en una zona de poca profundidad del río.

Los padres de la criatura formaban una pareja estable sin trastornos psiquiátricos. Él tenía 29 años y ella era una estudiante de enfermería de 23 años. La mayor de 3 hermanos, e hija de un guardia civil fallecido en un accidente de tráfico.

Puedes volver a ver el contenido de esta noticia en Atresplayer.