Un brote de carne mechada contaminada por la bacteria de la Listeria ha dejado a más de 71 personas intoxicadas en Andalucía, donde 46 personas siguen hospitalizadas y cuatro de ellas siguen ingresadas en la UCI.

Los grupos más vulnerables a la bacteria son los niños, los mayores y las mujeres embarazadas. Es el caso de María Teresa, embarazada de cuatro meses, y José, su pareja, los cuales han perdido al bebé que esperaban.

"Tenía fiebres muy altas y tiritones y como estaba embarazada acudí al maternal donde me dejaron ingresada para hacerme cultivos y demás pruebas, finalmente sufrí un aborto natural", explica la mujer en una entrevista en 'Espejo Público'.