Los forenses que estudiaron el cadáver de Diana Quer no se ponen de acuerdo. Mientras uno de los profesionales asegura que encontró una inflamación en la zona genital que podría justificar que José Enrique Abuín, alias 'el chicle', abusó de la joven, otro forense negaba tajantemente que ese edema denotara agresión sexual alguna.

Para Etxeberría el hecho de que un forense haga una revelación de tal magnitud en el juicio sin haberlo dejado previamente por escrito "provoca una sensación extraña". Incide en que los forenses que han participado en el proceso están muy cualificados y todos han coincidido en que la causa de la muerte ha sido por una asfixia mecánica.

"Cuando se introduce un dato nuevo en la vista oral, esto desconcierta. Lo forense consiste en hacer interpretaciones con la descripción", señala.

Explica este profesional que el desacuerdo forense en el caso de Diana Quer le ha recordado al proceso de 'Las niñas de Alcásser' en el que "a última hora se discutió si la cabeza de una de las niñas se había desprendido por la putrefacción o si la habían seccionado intencionadamente". Sí pone de manifiesto que la prueba forense de una posible agresión sexual a Diana Quer debería haberse conocido antes y no en el juicio.

Puedes volver a ver toda la información sobre esta noticia en Atresplayer.