La peligrosa picadura de la Carabela Portuguesa ha afectado a varios bañistas de las playas andaluzas que han tenido que ser atendidos y en el caso de una joven ha sido trasladada de urgencia al hospital.

Servicios de vigilancia y Policía Local están informados para poder comunicar si se diese el caso del hallazgo de más ejemplares.

La carabela fue descubierta por unos surfistas que la trasladaron hasta la orilla, donde una mujer tuvo el mal pie de tropezar y caer sobre ella recibiendo una dolorosa picadura que le provocó la inmobilidad de la pierna durante largos minutos.

La playa no ha tenido que cerrarse, sin embargo, no ha tenido la misma suerte la playa de Getares (Algeciras), que ha tenido que ondear la bandera roja.

El año pasado se hizo un recuento de alrededor 200 picaduras de otros tipos de medusas de carácter mucho más leve.