El periodista Nacho Abad ha puntualizado las informaciones que circulan en este momento sobre el accidente de tráfico que le costó la vida al futbolista José Antonio Reyes y a uno de sus primos . Asegura que, según la información con la que cuenta el juez, el accidente que tuvo lugar el pasado sábado a la altura de Alcalá de Guadaira (Sevilla) fue consecuencia de "un despiste o un fallo humano" del futbolista.

Todo apunta a que el vehículo circulaba a gran velocidad pero aún no se ha determinado la cifra, ya que llegar a la velocidad exacta del coche en el momento del accidente requiere estudios muy pormenorizados que aún no han finalizado.

Según las informaciones de las que dispone el juez tras el impacto del vehículo de alta gama se reventó el neumático delantero derecho y se precipitó hacia un lateral de la vía. El coche se incendió y de los tres ocupantes solo pudo salvar la vida el copiloto, que salió ardiendo del vehículo por su propio pie.

La investigación confirma que Reyes llevaba puesto el cinturón de seguridad, aunque ese extremo no se ha podido confirmar en los otros dos casos.