La Policía Nacional ha hallado en el congelador de un domicilio de Alcalá de Henares (Madrid) los restos mortales de una joven de 22 años. Tras el hallazgo se ha detenido al que fuera su pareja sentimental, un hombre de nacionalidad española de 42 años que no tenía antecedentes penales.

La investigación comenzó el pasado mes de diciembre cuando la madre de la víctima interpuso una denuncia por su desaparición. La mujer alertó que hacía más de un año que no sabía nada de su hija pero hasta ese momento no había podido denunciarlo.

Los restos mortales de la joven se encontraban en mal estado pese a haber permanecido congelados por lo que las labores de la autopsia entrañan notables dificultades.