Considera que sus gestos delataban que había tomado la decisión "por iniciativa propia". "Sus huidas con la mirada, las miradas bajas y los vacíos verbales denotan que ha sido él quién lo ha decidido", refleja.

Martín Ovejero ha destacado los "suspiros de Rivera al hablar de su pasado". "He visto muchísima implicación personal con la gestualidad incluso de llevarse la mano al corazón y sobre todo "le he visto emocionalmente implicado con su hija". Rivera lamentaba que había perdido mucho tiempo con su hija.

El experto ha detectado también una "microexpresión de desprecio" en el rostro del exdirigente de Ciudadanos. "Cuando ha dicho que tenía derecho a ser respetado por los demás había una microexpresión de desprecio. Lo que significa que en algún momento no se ha sentido tan respetado por otros". señalaba.

En general ha encontrado a Rivera conteniendo las emociones: "No quería derrumbarse en pantalla y en directo", señala.

Puedes volver a ver toda la información sobre esta noticia en Atresplayer.