El que Ardines hubiera bloqueado a Pedro Nieva impidió que recibiera su último mensaje, una escalofriante amenaza de muerte en la forma de un simple punto. Un punto y final que la víctima nunca llegó a ver.

El día 6 de agosto se produjeron dos llamadas entre Ardines y Pedro. La primera a las 15:17 horas con una duración de 1.291 segundos de Pedro, y otra a las 15:39 de 825 segundos. Días después, el 12 de agosto Ardines borra del WhatsApp una conversación con Pedro compuesta por 3 mensajes.

Al día siguiente, el 13 agosto, Ardines borra una conversación con Katia compuesta por dos mensajes. Asimismo, el 14 de agosto el teléfono de Pedro Nieva (autor intelectual del crimen) se conecta al repetidor de Belmonte de Pría a la 01:26 horas. Desde la noche anterior, que su teléfono se conecta en Amorebieta a las 23:34 horas, no se registra ninguna interacción más. Hace el trayecto con el móvil apagado y abandona la casa a las 15:38 horas

Cuarenta y ocho horas antes del crimen Javier Ardines bloquea en WhatsApp a Katia y a Pedro a las 20:09 horas. El 15 de agosto a las 10:37 horas Pedro le envía a Ardines un punto "·" que nunca recibe porque le había bloqueado. Al día siguiente, el 16 de agosto se produce el asesinato de Javier Ardines.