Caso abierto

Los investigadores registran la casa de la exnovia de uno de los niños hallados muertos en el vertedero de Toledo

Aún no se han esclarecido las causas de la muerte de los dos primos de Usera (Madrid) cuyo cuerpo sin vida ha sido hallado en un vertedero de Toledo. Los investigadores buscan restos de ADN o vestigios de los menores en la casa de la exnovia del mayor a la que fueron a visitar.

Publicidad

El ADN confirmaba la peor de las sospechas, la pierna hallada en el vertedero de Toledo pertenece a Ángel (11 años), el menor de los dos primos desaparecidos en Madrid. El cuerpo de Fernando (17 años) era hallado semanas antes en ese mismo vertedero. Los investigadores mantuvieron en un primer momento la hipótesis de que los menores habían hecho una hoguera en un contenedor para resguardarse del frío y habían muerto por asfixia debido a la combustión.

A los primos Ángel y Fernando se les perdió la pista en Usera (Madrid) el pasado 10 de diciembre cuando dijeron a sus padres que acudían a un supermercado a comprar unos bocadillos. Las cámaras de seguridad les captaron entrando en el metro. Posteriormente cogieron un autobús y se trasladaron a Toledo. Allí fueron grabados en un centro comercial y en un hotel al que entraron y salieron. Querían ver a la exnovia del mayor, de la que se había separado hace unos meses.

Los investigadores han registrado la vivienda de la exnovia de Fernando en busca de ADN de los primos. La familia de esta joven permanece huida por miedo a represalias ya que temía que se les relacionara con la desaparición.

La inspeción ocular en casa de la expareja

Carlos García es el detective contratado por la familia de las víctimas. Apunta que hubo una inspección ocular en casa de la expareja del mayor e los primos. No creen que sea un accidente y cree que pueda haber una línea de investigación nueva que pueda conducir a otros hechos delictivos. La casa en la que vivía la expareja se trata de un piso okupado que además se pintó después de esta visita.

Amparo, madre de Ángel, no cree que los niños se metieran en cubos de basura para guarecerse del frío. "Eso es mentira, ahí ha pasado algo con los críos", asegura. Creen que un contenedor sería la última opción de los niños porque están muy acostumbrados a andar por la calle.

"El entorno de la exnovia sabía que los niños iban allí"

El abogado de la familia no quiere aventurarse demasiado en las hipótesis pero cree que el entorno dela exnovia sabía que los niños iban allí. Iban de forma reiterada y fueron hasta 3 veces en los últimos tiempos, según el investigador. Estos chavales tenían dinero, no llevaban móvil y para la Policía es muy difícil triangular dónde habían estado.

Antena 3 » Programas » Espejo Público » Noticias

Publicidad